PRIMER ENCUENTRO ESPAÑOL DE PEDAGOGÍA MILANIANA

  • Imagen de Alfonso Díez
  • Alfonso Díez
Posted: Sáb, 2021-04-03 14:19

PRIMER ENCUENTRO ESPAÑOL DE PEDAGOGÍA MILANIANA

     Estamos de aniversarios. Este año, 2021, celebramos varios de ellos. Además de los consabidos 50 años de la Casa-Escuela Santiago Uno y los 40 de la inauguración de la Granja-Escuela Milani –hoy CFP Integrado “Lorenzo Milani”-, se cumplen otros tantos de la publicación de la tesis doctoral de José Luis Corzo: Lorenzo Milani, maestro cristiano. Análisis espiritual y significación pedagógica (Univ. Pontificia de Salamanca, 1981, 348 pp.), que yo sepa, la investigación española más completa sobre Lorenzo Milani, y de otro acontecimiento que no debe pasarnos desapercibido, el «Primer Encuentro Español de Pedagogía Milaniana», al que me referiré en este artículo, porque, de alguna manera, ahí está el origen de nuestro Movimiento de Renovación Pedagógica, el MEM o Grupo Milani.

     Conservo dos documentos de dicho Encuentro: una breve crónica publicada en Escuela Española (nº 2581, p. 40 del 11/6/1981) sin firma, supongo que sería de un periodista o corresponsal de la revista que se pasó por el lugar; y otro de Carlos García López que se publicó en el monográfico que Cuadernos de Pedagogía dedicó a “La pedagogía de Barbiana” (nº 89, mayo de 1982). También existe otro artículo al respecto, escrito por Corzo: «Primer Encuentro de Educadores españoles expertos en pedagogía milaniana (Escuela de Barbiana)» publicado en la Revista de Ciencias de la Educación, nº 107 (1981) pp. 373-376, del que sólo tengo la referencia. Posiblemente haya más reseñas periodísticas del Encuentro, pero las desconozco.

     En 1981 solo conocía de Milani y la Escuela de Barbiana El maestro de Barbiana, la deliciosa biografía de Miquel Martí, Carta a una maestra y Experiencias pastorales, y algún artículo de prensa. Ignoraba la existencia de grupos de educadores y maestros fuertemente interesados en esta pedagogía y con intención de formar una asociación o movimiento de renovación pedagógica, como, felizmente, al año siguiente (mayo, 1982) se consiguió. Centrado en mi escuela de Machacón (Salamanca) ni me enteré del Encuentro milaniano en cuestión que, bajo el auspicio del ICE de la Universidad de Salamanca, se celebró en Salamanca del 17 al 19 de abril, clausurándose justamente un mes más tarde en Ávila.

     En resumen, lo más importante que he sacado de los dos documentos anteriormente citados, sin menoscabo de que, seguramente, se trataran otras cuestiones no menos relevantes, es lo siguiente:

  • Asistieron unos 50 educadores de diversos lugares de España, principalmente de Salamanca, Madrid y otras localidades madrileñas, Villaverde, Alcalá de Henares, etc, tanto del medio rural como suburbano.
  • Se desarrollaron cinco ponencias en las que se analizaron la realidad social tanto mundial como española, y sus crisis correspondientes, con el fin de determinar el papel que juega -y ha de jugar- la escuela, presentando, al respecto, la alternativa pedagógica que ofrece la Escuela de Barbiana, especialmente a la clase trabajadora.
  • En este sentido se constató un gran desconcierto en el mundo y en la sociedad española provocado por el cambio de estructuras políticas y de valores de índole capitalista contra los que no se encuentran respuestas eficaces, ni siquiera desde los sindicatos, que eviten la pérdida de identidad y de promoción de las clases sociales más desfavorecidas, por lo que se impone trabajar, desde la escuela, revisando sus objetivos, en pro de una conciencia de clase y un compromiso educativo para que la clase trabajadora sea protagonista de su propia vida.
  • Es decir, una “escuela en medio de la plaza, atenta y comprometida ante los acontecimientos, con un estilo y relaciones vitales diferentes”, no selectiva, sino solidaria, que sirva a quien más la necesite,  y acabe con el drama inadmisible del fracaso escolar.
  • Lo que supondría, entre otros cambios importantes y para llevar a cabo dicho objetivo, la posibilidad de formar grupos estables de maestros con criterios pedagógicos homogéneos, comprometidos con un proyecto educativo común favorecedor de la renovación pedagógica de la escuela pública, alejada de la competitividad feroz, del arribismo, el consumismo y las modas del momento. Toda una propuesta contra la masiva movilización del profesorado y el antipedagógico desmantelamiento de los equipos docentes que cada año se produce en muchos centros por los Concursos de Traslados.
  • Finalmente, como resultado del éxito participativo en este Primer Encuentro se llegó a la conclusión de constituir una “Asociación Nacional Milaniana” que agrupara a todos los maestros y educadores defensores de esta forma de entender la escuela. 

     Cuarenta años después, los numerosos y profundos cambios sociales habidos, avanzadísima tecnología incluida, no han solucionado los problemas de la escuela y su urgente necesidad de hacerla más adaptada a las necesidades, capacidades y medios de los niños y jóvenes de este siglo, especialmente de los más desfavorecidos, erradicando definitivamente el alto fracaso escolar y el abandono prematuro de los estudios básicos, y a lo que la sociedad demanda para la formación de ciudadanos más libres, responsables, críticos y participativos. Queda, por tanto, mucha tarea por delante, y temática interesantísima para abordar en el próximo Encuentro del MEM, dentro de un mes.   

  Alfonso Díez. Abril, 2021

 

Una crónica honrada

  • Imagen de corzo
  • corzo
  • 11/25/09
  • Lun, 2021-04-12 13:56

Esta memoria de Alfonso Díez Prieto está llena de honradez, como se esperaría - a veces, en vano - de un sindicalista de verdad. No sólo recuerda la aportación del Grupo Milani español, sino el estado de la cuestión 40 años después, es decir, ahora mismo, cuando la pobre escuela española no acaba de centrarse en la extinción de su fracaso escolar, ni en compensar a los más desfavorecidos. Se agradece mucho un historia así. J.L. Corzo